Con alegría nos informamos, recientemente, respecto a la reunión del Ejecutivo con el CRUCh para impulsar una iniciativa en apoyo a nuestros deportistas, lo que involucra la implementación de becas, vía de admisión especial y facilidades académicas; todo ello con miras de que sea “una política de educación superior”.

Junto con ello, compartimos plenamente lo señalado por el gimnasta Tomás González, cuando alude a que se debe cambiar el sistema de evaluación, particularmente, cuando existen formas de calificar que no son necesariamente presenciales.

Como institución de educación superior cien por ciento online, somos testigos –diariamente- de cómo esta modalidad se ha convertido en una gran alternativa para miles de estudiantes, en especial, los deportistas, quienes compatibilizan sus horas de entrenamiento y exigencias diarias con estudios desde cualquier lugar; incluso, cuando por competencias internacionales o perfeccionamiento deben residir en el extranjero.

Hoy la posibilidad de realizar cualquier actividad y, paralelamente, lograr un título técnico o profesional es un hecho gracias a la exigencia, calidad y flexibilidad que entrega esta modalidad. La democratización del acceso a la educación superior que como instituto propiciamos desde hace 10 años, nos ha permitido apoyar al deporte chileno, haciendo entrega de becas y generando diplomados acorde a sus necesidades. Esto, porque para nuestra institución es fundamental otorgar oportunidades, desde una línea innovadora, a los deportistas que se quieren perfeccionar.

Raymond Rosal, Rector Instituto Profesional IACC.

Leer Columna de Opinión en El Dínamo aquí