Instituto Profesional IACC y la Fundación de Olimpiadas Especiales de Chile firmó un importante convenio de colaboración, el que contará con diversos beneficios, cursos de capacitación y la posibilidad de que los estudiantes de nuestras 5 Escuelas puedan realizar su práctica profesional.

Para Instituto Profesional IACC, las prácticas profesionales son un elemento esencial y relevante dentro de la formación de nuestros estudiantes, ya que permiten la integración de conocimientos y contribuir a la formación académica, la capacitación profesional y a la vinculación de nuestro estudiante con el entorno social y productivo.

Con este acuerdo, IACC incorporará un curso online gratuito para docentes y directivos de establecimientos educacionales, con los contenidos del programa Escuelas Unificadas de Olimpiadas Especiales, potenciando la capacitación presencial que realiza esta fundación en los colegios. Esto significa que, a través de nuestra institución, el programa de Escuelas Unificadas va a estar certificado y reconocido por el Ministerio de Educación de Chile.

“La relevancia del presente convenio está vinculada con la posibilidad de ampliar la capacidad de desarrollo de NNA, los cuáles se encuentran en contextos de vida diferentes que requieren de herramientas específicas asociadas a sus potencialidades, recursos y habilidades. Sumado a lo anterior, permite a la Escuela de Desarrollo Social poder potenciar su espíritu social e inclusivo, colocando a disposición sus recursos y modalidad 100% online, orientado hacia los formadores de quienes forman parte de esta notable institución – Olimpiadas Especiales” destacó la Directora de la Escuela de Desarrollo Social, Pamela González.

Cabe destacar que la Fundación de Olimpiadas Especiales de Chile tiene por misión proporcionar entrenamiento deportivo y competición atlética durante todo el año en una variedad de deportes de tipo Olímpico a niños y adultos con discapacidad intelectual, dándoles continuas oportunidades para desarrollar la aptitud física, demostrar valor, experimentar alegría y participar en un intercambio de dones, destrezas y compañerismo con sus familias, otros atletas de Olimpiadas Especiales y la comunidad.