¿Qué es la educación online post pandemia?


mujer castaña sonriendo y mirando la pantalla de un notebook

En Chile, uno de los aspectos más afectados por la pandemia fue el sistema educativo, ya que no estaba preparado para la educación en línea y tuvo que improvisar con los recursos disponibles.

Así surgieron las clases presenciales virtualizadas en las que los docentes se hicieron cargo de la enseñanza pero sin cambiar su estructura, utilizando tecnología educativa y servicios de streaming como Zoom o Microsoft Teams para cursos de 30 o 40 alumnos.

Sin embargo, hubo instituciones educativas que, al ser pioneras en educación online, como IACC, siguieron funcionando y entregaron sus modelos de estudio al MINEDUC para enfrentar la emergencia ocasionada por el Covid-19.

Te invitamos a conocer los beneficios y desafíos de la educación online tras la pandemia.

Educación online, la alternativa durante la pandemia:

Aunque la educación en línea lleva más de 14 años funcionando en el país, fue durante la pandemia que se hizo imprescindible.

Gracias a las clases online las carreras profesionales con programas creados específicamente pudieron seguir impartiéndose a distancia.

La educación virtual permitió evitar contagios y logró mantener el ritmo de estudios constante a pesar de las cuarentenas. Esto permitió que los alumnos no  perdieran clases o debieran modificar sus hábitos para continuar aprendiendo.

Esto se vio reflejado en las cifras entregadas por el Servicio de Información de Educación Superior sobre la matrícula de alumnos nuevos en 2021 en la cual más del 50% optó por estudiar online seguidos de quienes optaron por la modalidad semipresencial.

¿Cuáles son los desafíos de la educación a distancia?

Aunque la educación online tiene muchas ventajas, también cuenta con desafíos. Aquí te contamos los retos que debe enfrentar en el futuro cercano.

  • Uso moderado y responsable de la tecnología por parte de los alumnos para evitar problemas en sus relaciones interpersonales.
  • Brechas digitales de los docentes que migran de la educación tradicional a la online, pues deberán especializarse en una nueva forma de impartir conocimientos.
  • Uso de metodologías activas de enseñanza como el aprendizaje basado en retos o proyectos, en los cuales el estudiante tiene una participación activa.
  • Aumento de las funciones de las unidades de acompañamiento psicológico para los estudiantes ante el aumento de patologías derivadas de la prolongada estadía frente a una pantalla de computador.
  • Uso de plataformas tecnológicas más intuitivas para impartir la enseñanza a distancia que involucrará nuevas adaptaciones en docentes y alumnos.

¿Cómo se puede mejorar la educación virtual?

La educación online está en constante desarrollo y por eso necesita un mejoramiento constante.

Entregar feedback permanentemente hacia los alumnos, tener metas realistas en relación a los objetivos que se pueden lograr y fomentar la creación de comunidades entre los estudiantes, son algunas de estas mejoras.

Para esto, los docentes deberán cumplir con algunas exigencias:

1.- Rapidez al distribuir contenidos: La entrega a tiempo de tareas, apuntes o pruebas es fundamental para que el proceso de aprendizaje de los alumnos sea productivo.

2.- Uso de elementos audiovisuales: La educación online limita la capacidad de expresión del profesor, por esto se debe recurrir a videos e imágenes sobre las materias de estudio.

3.- Poner a prueba a los estudiantes: Con esto se logra que los alumnos se mantengan conectados a su asignatura y no pierdan concentración debido a la distancia.

4.- Mantener contacto personalizado con el alumno: Se recomienda que el docente envíe correos personalizados a cada alumno, instándoles a que pregunten sus dudas, comentándoles la nota del último examen u ofreciéndoles recomendaciones académicas.

5.- Empatía antes de pedagogía. Se debe crear una sensación de conexión social y emocional con el alumno. El chequeo emocional es una de las técnicas para lograrlo, donde se usa un Mood Meter (tarjeta de emociones) que es una herramienta diseñada por Yale.

El futuro de la educación online post pandemia:

En la post pandemia, la educación online se enfocará hacia un aprendizaje más dinámico y creativo. Esto permitirá a los estudiantes seguir perfeccionándose de forma permanente.

El alumno debe ser responsable de su propio aprendizaje, lo que implica una transformación digital y  el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación.

Esto permite al estudiante potenciar su desarrollo personal, académico, emocional, social y profesional, teniendo en cuenta su propia realidad y la de su entorno próximo.

El aprendizaje activo implica interactuar y reflexionar de forma individual y colectiva para entender nuevas habilidades. Por esto también se están discutiendo los métodos de educación basados en en proyectos.

La teoría es indispensable para adquirir ciertos conceptos, pero lo que realmente genera el aprendizaje es la práctica. Bajo esta dinámica, la educación online debe diseñar sus propios métodos basada en la realización de proyectos en los que el alumno ponga en práctica lo aprendido.

Puedes conocer el proyecto educativo online de IACC que incorpora algunas de las metodología que son pioneras en la obtención de conocimientos de calidad.

29 septiembre, 2021